Huerta en casa. Una buena manera de ahorrar.

Si vemos los precios de las verduras, rápidamente podemos incidir que gran parte del presupuesto familiar se va en este rubro que, aunque no lo creamos podemos hacerle frente y disminuirlo notoriamente haciendo nuestra propia huerta en casa.

Pasos para comenzar a hacer una huerta:

1: Elegí una parte de tu jardín para dedicarla a la huerta. Seleccioná la medida que tendrá, en forma cuadrada o rectangular. Acordate de dejar espacios suficientes para desplazarte alrededor, regar, arar la tierra, etc. Si tenés perros o mascotas tenés que hacer un esfuerzo adicional y cercar el terreno seleccionado para que no puedan entrar a escarbar la tierra, ni hagan sus necesidades en nuestros alimentos.

2: Mover la tierra para que se ablande y oxigene, esto tenés que hacerlo con la ayuda de una pala, picota y rastrillo. Tenés que limpiar el lugar para que quede libre de piedras, yuyos y pasto. Tiene que quedar solo tierra suelta.

3: Aboná la tierra. Podés usar tierra con fertilizante de los que se compran en algunos supermercados o en casas de floricultura (o podés hacer tu propia tierra fertilizada). La capa de tierra fertilizada debe ser desde 2 a 10 cm de alto, si querés agregar abono, los alimentos tendrán más nutrientes.

4: Una vez que la tierra esté lista. Hay que sembrar. Lo más fácil son los tomates, perejil, espinaca, berenjenas, pero podés tener lo que quieras.

5: Recordá que la semilla no puede estar tan profunda y que es necesario mantener una distancia considerable entre cada semilla para que puedan crecer sin sacarle el agua y los nutrientes a otros cultivos.

Qué plantar?

-Acelga: Esta especie que soporta temperaturas bajas, hasta 5º C, como así también altas, hasta 30º C. Sin embargo, el otoño es una de las mejores épocas para plantarla y demanda hasta dos meses para crecer en su totalidad.
-Ajo: Se siembra a partir de los dientes de ajo que se compran en la verdulería. No necesita mucho espacio para desarrollarse.

-Brócoli: Madura en los meses más fríos y es cuando alcanza su sabor más dulce. Necesita al menos cuatro horas de sol por día.
-Cebolla: Se desarrolla con temperaturas de entre 15 y 20 grados y no necesita ser regada muy seguido.

-Coliflor: Al igual que el brócoli y el repollo, se siembra durante estación fría. Crece rápidamente pero necesita de varios cuidados.

-Espinaca: Al igual que la acelga, la espinaca es de cultivo sencillo pero necesita de tierra rica en nutrientes y de fácil drenaje. La germinación se produce en unas tres semanas y el terreno se debe mantener húmedo. Se puede sembrar todo el año.
-Hinojo: Al igual que el perejil, mejor en climas fríos. Necesita plantarse en tierra drenada y el riego debe ser poco frecuente.

-Lechuga: Pertenece a la familia de compuestas, siendo la escarola y la achicoria ideales para crecer en climas más bien fríos o épocas frescas. Se puede sembrar todo el año.
-Puerro: Se siembra especialmente en otoño y es una de las especies más fáciles de plantar ya que puede hacerse en cualquier tipo de suelo.
-Repollo: No es muy exigente en calidad de suelo aunque necesita riegos periódicos. Soportan bien las heladas y para el consumo hay que recogerla antes de que se espigue o aparezcan flores.

Deja un comentario